Home » Mar del Sud

Mar del Sud

Texto tomado de Wikipedia:
Fuente completa en: http://es.wikipedia.org/wiki/Mar_del_Sud

Mar del Sud, originariamente fundada con el nombre “Boulevard Atlántico”, también llamada Mar del Sur, es una localidad del Partido de General Alvarado, de la Provincia de Buenos Aires en la República Argentina, con arenas finas, sin grandes desniveles y con dos arroyos que vierten sus cauces de agua dulce en el mar.

Se encuentra ubicada entre el Arroyo La Tigra y el Arroyo La Carolina y se encuentra a 17 km al sur de la ciudad deMiramar, cabecera del Partido. Está conectada por el tramo final de la ruta provincial RP 11, y sólo posee una calle pavimentada (la Avenida 100).

Entre las casas, detrás de las arenas, desparramados entre los pastizales o bordeando los campos sembrados, se pueden ver ovejas, vacas y caballos. Geográficamente, podría dividirse en dos. Por un lado, lo que sería el centro, con sus primeras casas construidas de espaldas al mar, resguardadas del viento entre una arboleda frondosa. Y más al Sur, en el sector Rocas Negras, están las casas más nuevas, esas que prácticamente se caen sobre el mar, por ser el único lugar de la Costa Atlántica Argentina en donde se puede tener un terreno sobre la playa.

Población

Cuenta con 453 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 15% frente a los 393 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior. Incluye Boulevard Atlántico.

Gráfica de evolución demográfica de Mar del Sud entre 1991 y 2010

Fuente de los Censos Nacionales del INDEC

 

 

Historia

El primer asentamiento con el nombre de Mar del Sur o Mar del Sud fue en 1880 al Norte del Arroyo La Carolina -curso de agua ubicado en el actual Partido de General Alvarado, Provincia de Buenos Aires, Argentina- no al Sur donde actualmente está ubicada la localidad. La idea fue construir un hotel (Hotel Mar del Sur o Mar del Sud) en terrenos de la familia Otamendi, pero por el avance de los médanos y la mala elección del lugar se destruyó el hotel y el proyecto quedó trunco (para ese proyecto Julio Goyena, Juan Bautista Otamendi, Rómulo Otamendi y Rafael Herrera Vega habían adquirido una parcela de 196 hectáreas a Fernando Otamendi).

Carlos Mauricio Schweitzer.1

La ciudad no se convirtió en un balneario similar al de Mar del Plata debido a que cuando se tenía proyectado hacer llegar el ferrocarril hasta esta localidad se produjo la gran crisis nacional del año 1890 durante la presidencia de Juárez Celman. En la oportunidad sobrevino la baja de todos los valores y títulos públicos y privados. En junio de ese año las acciones del Banco Constructor de la Plata [cita requerida] -que eran de las más fuertes del mercado accionario y cuya cotización había alcanzado $235 por unidad- descendieron bruscamente llegando a $168 por acción; como consecuencia se produce la quiebra del Banco. Por esta situación se frustró la llegada del tren -que se detuvo en Miramar (Buenos Aires)- y Mar del Sur quedó en una situación geográficamente desfavorable.

Luego de la muerte de Carlos Mauricio Schweitzer luego de la quiebra del Banco Constructor de la Plata, el loteado y trazado de calles del poblado entre el Arroyo La Carolina y el Arroyo La Tigra fue hecho por Carlos Schweitzer Ryan, uno de los hijos del fundador. Carlos María Schweitzer Reybaud, hijo mayor de Carlos Schweitzer Ryan, impulsó el crecimiento de la ciudad luego que su padre muriera. [cita requerida]

En 1931 se construyó la hostería en la avenida principal y junto a la costanera que hoy existe dividida en dos y otras obras para promover el crecimiento de Mar del Sur. A partir del 5 de diciembre de 1987 comenzó la pavimentación del camino de acceso desde Miramar con la extensión de la Ruta Provincial 11, esto produce que sea frecuentada por habitantes y turistas de otras localidades que buscan alejarse del bullicio.

En la actualidad se cuentan con importantes mejoras en la costa, construyéndose una escollera para contener la arena en la playa un importante nivel de inversión en la planta urbana.

“Mar del Sud, un lugar natural…”, ésta es la marca que el 7 de febrero de 2009 se eligió para la ciudad, desarrollada por la diseñadora gráfica miramarense, Florencia Maquirrian, que nació de una investigación realizada a residentes y turistas. Así, la figura que identifica a la localidad de Mar del Sur quedó representada en tres colores, de acuerdo a tres espacios bien diferenciados; azul (mar y laguna), amarillo (arena, dunas y sol) y verde (campo); adoptándose como formato una flor que se sintetiza en un pétalo y simboliza, la naturaleza y el crecimiento. Este nuevo proyecto partió, parte del anterior al cual se lo conocía con la frase, “tu lugar” y, de acuerdo a las encuestas efectuadas, surge la palabra “naturaleza”. De esta fusión nació, Mar del Sud “un lugar natural”.

De desembarcos nazis y leyendas

El 23 de febrero de 1944, la tapa de Ecos Diarios de Necochea acercaba los temores de la segunda guerra mundial a unos pocos kilómetros de la ciudad deNecochea. “Se había extendido hasta nuestra zona el espionaje del Eje”, señalaba un título secundario.

La nota hacía referencia a un informe de inteligencia según el cual Alemania proyectaba “un desembarco de agentes secretos que debía realizarse entre los faros de Quequén y Miramar”, donde se encuentra Mar del Sur.

“Una parte del informe de espionaje dado a conocer por las autoridades nacionales resulta particularmente interesante para nosotros, en razón de referirse a actividades que tenían como propósito la utilización de parajes de nuestra costa”, señalaba el artículo periodístico.

El informe, que Ecos Diarios reproducía textualmente, indicaba que:

“Se ha establecido que a fines del año 1943, el mayor general Frederich Wolf, agregado militar naval de la embajada alemana, comisionó a Guillermo Otto Alberto Seidlitz para que buscara un lugar adecuado en la costa atlántica de la Provincia de Buenos Aires, donde poder desembarcar de submarino alemán, uno o dos agentes secretos del eje, además de materiales necesarios a los organismos de espionaje existentes en la Argentina”.

Siempre según el informe, Seidlitz se puso en contacto con Gustavo Eickenberg, con quien efectuó un viaje a una estancia adquirida por él mismo en Mar del Sur, recorriendo los lugares vecinos y la costa marítima, llegando, de acuerdo con Eickenberg, a que el lugar ofrecía grandes probabilidades para efectuar con éxito un desembarco desde el submarino, entrevistando a su regreso al general Wolf, para dar cuenta del cumplimiento de la misión y presentar un informe detallado de las comprobaciones recogidas, indicando como el mejor punto de arribo el equidistante entre los faros de Miramar y Necochea, que es coincidente con el camino que lleva a la estancia de Eickenberg”.

El 10 de julio de 1945, arribó al puerto de Mar del Plata el submarino alemán U 530. Según el artículo publicados por Ecos Diarios al día siguiente, la nave emergió en las aguas del puerto, a las 7.30 e hizo señales de luces a la base de submarinos.

La guerra había finalizado hacía dos meses cuando el comandante del submarino alemán, Otto Wermolt, de 29 años, al mando de una tripulación de 53 marinos, decidió rendirse en el puerto marplatense, tal vez temiendo las represalias aliadas. 2

Según los tripulantes, hacía un mes y medio que no tocaban puerto y ya se les había terminado el combustible. Los hombres se hallaban exhaustos y se les habían agotado los víveres. La tripulación quedó alojada en la Base Naval de Mar del Plata y al día siguiente el Ministerio de Marina difundió un comunicado que señalaba que el U 530 no había sido el buque que hundió al crucero brasileño “Bahía” y que entre los tripulantes tampoco “llegó ningún político ni jerarca del nazismo”.

No obstante, con el pasar de los días, comenzaron a surgir dudas sobre esta última afirmación y reaparecieron los fantasmas surgidos con aquel informe de inteligencia dado a conocer un año antes.

El 15 de julio, Ecos Diarios informó sobre una versión dada a conocer por diarios porteños sobre un posible desembarco producido pocos días antes de la rendición del U 530.

Según los diarios Crítica y El Mundo de Buenos Aires, pocos días antes de la llegada del submarino alemán, empleados de una firma cerealista “pudieron ver en las playas de Mar del Sur un bote de goma que acababa de llegar, el cual estaba ocupado por varias personas”. Incluso el semanario italiano Oggi llegó a deslizar que allí se refugió Adolf Hitler cuando la derrota alemana era inminente. También muchos veraneantes y pobladores recuerdan hasta no hace mucho ver en las bajamares de sicigias (de mayor amplitud) cerca del Médano Grande, la torreta de un submarino alemán hundido detrás de las rompientes.

Descubrimiento paleontológico

El 2 de febrero de 2004 un adolescente halló los restos fósiles de un perezoso gigante con su cría; de cien mil años de antigüedad. Los ejemplares deScelidotherium, que corresponden a una hembra adulta y su cría, se encuentran actualmente en el Museo Municipal “Punta Hermengo” de Miramar.

El trabajo de campo fue realizado por Mariana Boh y Daniel Boh con el apoyo científico del paleontólogo Francisco Prevosti, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Turismo

Rocas Negras

A unos 4 km al sur se encuentra Rocas Negras. Su nombre se deriva de la gran variedad de caracoles principalmente de color negro que hay en sus rocas. Es una formación rocosa que forma un espigón natural que se adentra 300 metros en el mar que culmina con una imagen de la Virgen María entronizada frente al mar.

Camping La Ponderosa

A 15 cuadras de la playa, en una frondosa y antigua arboleda de Mar del Sur atravesada en toda su extensión por un arroyo confieren al lugar un apreciado microclima, resguardándolo de los vientos marinos se encuentra el Camping La Ponderosa.

La Casa de los Caracoles

La “Casa de los Caracoles” es una estancia se encuentra a pocas cuadras del centro, recubierta a mano con millares de caracoles.

Estancia La Eufemia

Camino a Centinela del Mar, a 8 km de la entrada de Mar del Sur se encuentra Estancia La Eufemia.

Según menciona Osvaldo Aramendi en “Mar del Sud – Historias y Vivencias”, el primer casco de la estancia data de mediados del siglo XIX, y el segundo de los años 1888.

En 1926 abre sus puertas el Colegio, la Capilla y la granja. En este sitio funcionó una escuela granja con el nombre y bajo la advocación de la “Divina Pastora”, hoy en día, sigue funcionando la escuela. Actualmente la escuela funciona con la modalidad semipupilar.

Laguna La Ballenera

La Ballenera es un paraje recreativo ubicado a 6 kilómetros de la localidad. Toma su nombre del arroyo La Ballenera, su principal afluente que desemboca en el mar a través de un arroyo que tiene una cascada. En ente lugar se puede pescar y alquilar botes.

Desde Mar del Sur, la entrada se encuentra para la Ruta Provincial 11 (la ruta a Miramar) a la altura de la playa El Remanso, que conecta con la “Ruta Vieja”. Desde allí son alrededor de 4 kilómetros.

El predio fue cedido al Club de Pescadores Albatros en el año 1980, cuenta con botes, muelle para embarcaciones, quincho para más de 50 personas, parrillas individuales. Puede pescarse ejemplares de pejerrey, bagres y dentudos.

Además de todo tipo de aves, La Ballenera es una reserva natural donde es posible observar distintas especies animales como nutrias, carpinchos, patos, cisnes de cuello negro y hasta algún flamenco rosado. Está prohibida la caza y que la protección del lugar y sus animales para mantener inalterables sus condiciones.